La Mejor Bolsa de Trabajo en Bolivia. ¡Encontrar Trabajo es Fácil, Rápido y Gratis!

Recursos Humanos Entrevista

El alma de las organizaciones son sus Recursos Humanos, o lo que se ha dado por llamar el Capital Humano. En sí mismas las organizaciones o las corporaciones son inexistentes, cobran su real significado en la medida que se incorporan las personas que habrán de encargarse de  ejecutar las diversas funciones que son requeridas para que cualquier emprendimiento pueda efectivizarse.

El espíritu de una empresa depende de los contingentes humanos que en ella participan. La gestión empresarial moderna enfoca su atención en la captación, capacitación y mantenimiento del personal que consideran valioso, ya que en un mundo de alto nivel competitivo y donde mayormente la oferta de productos y de servicios se multiplica, lo único que puede llevar a diferenciar y mantener en competencia a una determinada empresa es, el diseño de su producto o servicio, pero será deteminante la estructura organizacional conformada por las personas que se encargan de ejecutar y llevar adelante los proyectos de inversión, desarrollo de productos o prestación de servicios.

El dinero, las buenas ideas y la diversidad de productos y servicios, abundan y no son nada si la organización no cuenta con las personas que sean  capaces de proyectar, desarrollar y llevar a cabo los proyectos. En este entendido es que los encargados de gestionar los Recursos Humanos, progresivamente han ido convirtiéndose en una clase particular de expertos, en la medida que el éxito de los emprendimientos depende prioritariamente de la excelencia en la ejecución  de las tareas diarias y de que el contingente humano posea las competencias para llevar a cabo un trabajo inteligente, con iniciativa y con energía suficiente para alcanzar logros y resultados efectivos que reditúen directamente en la productividad de la empresa.

Por lo tanto los departamentos de RRHH instalados en las empresas son cada vez más necesarios y requieren de personas capacitadas en la gestión de éstos recursos, en la medida que las tareas implicadas en una administración exitosa de de los RRHH supone también una dedicación especial y a tiempo completo para poder maximizar la intervención experta y así poder contar con un personal altamente competente alineado con las metas de cada empresa.

 La calidad del factor humano es en nuestros días el distintivo, así como la garantía de permanencia en el mercado y el sostenimiento de la competitividad. La actitud de las personas dentro de cada empresa  permitirá definir la misma como una organización con capacidad para el aprendizaje continuo y con habilidades para la permanente readaptación acorde a la demanda de un mercado en constante cambio social y tecnológico.

La moderna gestión de RRHH, implica una serie de intervenciones que van más allá de los controles de asistencia, del control de trabajos, la regulación de  salarios y beneficios sociales o el reclutamiento de funcionarios. Un departamento de personal, cumple múltiples funciones, ya que además de las atribuciones convencionales, debe encargarse de programar un reclutamiento inteligente y bien direccionado, así como la búsqueda de talentos, para luego proceder con la respectiva selección de los mejores postulantes; cumplido ese paso se facilitará la inducción al  puesto. En otro nivel de intervención la promoción del personal a otros cargos dentro de la misma entidad e incluso la definición de políticas de downzising, o reducción de personal, implican una gestión permanente de los especialistas en recursos humanos.

Otro aspecto importante de un departamento de recursos humanos, se refiere a las políticas de capacitación permanente que deben desarrollarse dentro de las empresas, pues las empresas de mayor éxito y que mantienen altos índices de competitividad dedican aproximadamente un promedio de una hora diaria a la capacitación de su personal en los diferentes estamentos.

Se define la necesidad de la capacitación permanente ya que el desarrollo del Capital Humano se constituye, sobre todo en la última década en uno de los paradigmas fundamentales de la gestión de RRHH en organizaciones consideradas inteligentes y que aspiran a lograr su permanencia en el mercado, así como conservar e incrementar su productividad.

Consideremos también que los intercambios relacionales y las exigencias laborales pueden generar focos de tensión sobre los cuales la persona encargada de RRHH debe accionar como moderador de los intercambios, como estimulador cuando detecta bloqueos y como mediador en al manejo de los conflictos de intereses. Pues en una  época caracterizada por la extrema competencia, y la presión constante sobre los sujetos, es necesario darle un lugar prioritario al dominio de las emociones, entendiendo que la inteligencia organizacional no se define por las meras competencias técnicas, sino que se deben sumar las competencias emocionales como parte de los atributos fundamentales de un personal altamente calificado.

En relación a los productos del trabajo el “facilitador” se encargará de proveer de ciertas herramientas, y de favorecer para la transmisión de saberes, de igual modo verá de prioveer herramientas metodológicas para ejecutar trabajos o para mejorar los desempeños; así como someterá a prueba la consistencia de los acuerdos alcanzados entre los diferentes sectores de la organización, será custodio de los tiempos y de las metas fijadas y por último hará un seguimiento documentado del proceso laboral en todas sus etapas.

La implementación de una administración de los RRHH. Apunta a que los grupos humanos dentro de la empresa logren en su conjunto un dominio personal que permita ahondar y aclarar la visión individual de cada funcionario para que trabaje en la alineación de sus metas individuales con las de los grupos y con las de la organización, lo cual supone un proceso de aprendizaje y establecimiento de compromisos entre los individuos y la organización, de manera tal que las aspiraciones personales puedan verse satisfechas dentro de la entidad.

Lo señalado implica el desarrollo de las habilidades para entablar conversaciones que permitan la modificación de los modelos mentales personales que muchas veces impiden un buen ajuste al mundo laboral. La negociación de significados y objetivos para la posterior construcción de una visión compartida, se convierte entonces en una de las tareas a ser efectuadas por los departamentos de RRHH.

Por lo expuesto vemos que la tarea de gestionar RRHH demanda un abordaje polifacético de la realidad, donde todos los recursos con los que cuenta la organización deben contemplarse como un sistema con capacidades para el aprendizaje, donde las personas en lugar de considerar los factores externos como causa de sus problemas, puedan identificar cuales son las acciones personales y grupales que crean los problemas, para luego en base a una decisión conjunta puedan recrear su realidad y modificarla, alentando de éste modo un compromiso a largo plazo que indudablemente redituará en beneficios individuales así como para la organización. Movilizar las inteligencias de una organización se constituye en el objetivo primordial de los especialistas en Recursos Humanos.

Lic. Paula Benedict de Bellot

Psicóloga – Psicoanalista

Consultora en RRHH




Trabajopolis.bo (Trabajópolis) es la mejor

bolsa de trabajo en Bolivia

. Nuestro portal de

clasificados de empleos en Bolivia


tiene la mayor cobertura a nivel nacional.